EL ROMANTICISMO EN ESPAÑA. MARCO HISTÓRICO

El siglo XIX empieza a recoger los frutos del gran esfuerzo que ha estado realizando la sociedad española para acercarse a Europa en la última centuria. Sin embargo falta crear un sistema que se ajuste a la nueva realidad. Se ha fomentado una burguesía, pero no se le ha dado un lugar en el poder, pues esto implicaría romper el monopolio absolutista e introducir el parlamentarismo.

La Guerra de la Independencia (1808-1814) es el acontecimiento histórico con que se inicia este tránsito. Se suele decir que en España existió un Romanticismo vivido antes que literario.

o   El dos de mayo de 1808, el pueblo de Madrid tiene una reacción visceral al interpretar las lágrimas del rey Fernando VII cuando sale de palacio para marchar a Francia como expresión de su rabia y su impotencia ante la invasión.

El tres de mayo de 1808 en Madrid o Los fusilamientos en la montaña del Príncipe Pío o Los fusilamientos del 3 de mayo Francisco de Goya, 1813-1814 Óleo sobre lienzo • Prerromanticismo, Museo del Prado

El tres de mayo de 1808 en Madrid o
Los fusilamientos en la montaña del Príncipe Pío o
Los fusilamientos del 3 de mayo
Francisco de Goya, 1813-1814
Óleo sobre lienzo • Prerromanticismo, Museo del Prado

o   Los siguientes años están caracterizados por el entusiasmo popular, nacionalista y patriótico.

o   En 1812, las Cortes Generales reunidas en Cádiz promulgan una constitución que tendrá una vida muy breve.

o   En 1814, acabada la guerra y vuelto el rey Fernando VII, se instaura una monarquía absolutista de signo conservador.

Retrato de Fernando VII. Francisco de Goya. Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria, Santander, (España)

Retrato de Fernando VII. Francisco de Goya. Museo de Arte Moderno y Contemporáneo de Santander y Cantabria, Santander, (España)

o    El sistema constitucional se recupera una década más tarde gracias al pronunciamiento del teniente coronel Rafael Riego, que inaugura el período que se conoce como Trienio Liberal (1820-23). Sin embargo, la Santa Alianza saldrá en ayuda del rey enviando un ejército de 132.000 soldados franceses (los “cien mil hijos de San Luis”) que pone fin a las libertades.

o   Comienza así la Década Ominosa (1823-1833) caracterizada por la represión, la censura y el exilio de intelectuales.

o   1833: A la muerte del rey, asistimos a la Regencia de María Cristina (1833-1840) marcada por la primera Guerra Carlista, una guerra civil entre los partidarios del infante Carlos María Isidro de Borbón, absolutistas, y los de Isabel II, liberales. El triunfo corresponderá a estos últimos.

o   Tras la Regencia de Espartero (1840-43), Isabel II accede al trono, aunque no traerá la paz. Las tensiones continuarán en la segunda mitad del siglo con nuevos enfrentamientos civiles y un gran derroche de valor y energías, muchas veces estéril.

Isabel II en 1852, retratada junto a su hija Isabel. Franz Xaver Winterhalter

Isabel II en 1852, retratada junto a su hija Isabel. Franz Xaver Winterhalter

o   1868: El acercamiento de la reina a sectores más conservadores provoca el estallido de la revolución de talante liberal «La Gloriosa», que la destrona.

Esta situación histórica en España provoca que el Romanticismo aparezca más tarde que en el resto de Europa. La censura ideológica durante el reinado absolutista de Fernando VII (1814-1833), fue la causa de este atraso y no fue hasta la muerte del rey cuando triunfó nuestra literatura romántica, coincidiendo con el regreso de los escritores exiliados.

Anuncios