EL TEATRO ROMÁNTICO

Características:

  • Huye de las unidades clásicas.
  • Mezcla prosa y verso.
  • Une lo trágico y lo cómico, lo elevado y lo popular.
  • Destaca la personalidad de los protagonistas: en el caso del hombre, será siempre insatisfecho, atormentado o demoníaco, pero también valeroso y amante de la libertad. Si se trata de una mujer, será inocente, dulce, fiel y siempre capaz del mayor de los heroísmos por amor.
  • Gusta de grandes efectos escénicos y continuos cambios de lugar.
  • Prefiere los temas históricos y sentimentales, en los que la libertad sea un eje fundamental.
  • Plasma los conflictos ideológicos predominantes.

Principales autores de teatro romántico:

  • José Zorrilla (1817-1893)

José Zorrilla es el dramaturgo más destacado del Romanticismo español. La biografía de Zorrilla resulta bastante azarosa. Su padre, un rígido magistrado tradicional y conservador, no se lleva bien con su hijo díscolo, rebelde y bohemio. El joven Zorrilla, con diecinueve años, decide huir de casa y va a Madrid para dedicarse a la literatura. Después de un año de estrecheces, el escritor se da a conocer en el entierro de Mariano José de Larra leyendo un panegírico dedicado al autor. Entra en contacto con el gran mundo literario y se abre camino hacia la fama. Comienza una vertiginosa producción literaria entre la aclamación general: El puñal del godo, Don Juan Tenorio, Traidor, inconfeso y mártir, A buen juez mejor testigo. Sin embargo, en sus últimos años pasa apuros económicos, sus libros y artículos ya no se publican, el Estado suprime su pensión. Muere pobre y desilusionado.

José Zorrilla

José Zorrilla

Su obra más conocida es Don Juan Tenorio, la historia clásica del burlador. El argumento parte de una apuesta entre el protagonista y un rival, don Luis Mejía, que le reta a completar su lista de conquistas seduciendo a una novicia. Don Juan acepta y añade al reto la prometida de don Luis, doña Ana de Pantoja. Logra engañar a doña Ana, pero se enamora locamente de la joven novicia doña Inés, que conseguirá que el libertino se arrepienta de sus malas acciones, implore la misericordia de Dios y obtenga así la salvación por el amor.

Escena de la película Don Juan Tenorio, de Ricardo de Baños (1922).

Escena de la película Don Juan Tenorio, de Ricardo de Baños (1922).

  • Ángel de Saavedra, Duque de Rivas (1791-1865)

Este cordobés fue uno de los intelectuales que tuvieron que exiliarse en 1823, año en que se dictó contra él una condena de muerte. Pasó a Londres y de allí a Italia, Malta y Francia, donde se ganó la vida pintando cuadros. Regresó a España acogiéndose a la amnistía de 1833 y heredó el título de duque de Rivas. En 1836 es nombrado ministro, pero al año siguiente se ve obligado a huir de nuevo del país, después de haberse pasado al bando conservador. Regresa a España en 1838, se convierte en senador y, más tarde, en embajador de España en Nápoles y París. En el momento de su muerte era el presidente de la Real Academia Española.

Ángel de Saavedra, Duque de Rivas

Ángel de Saavedra, Duque de Rivas

Su obra más importante es Don Álvaro, o la fuerza del sino. El protagonista está enamorado de Leonor, hija del marqués de Calatrava, que se opone a su relación. Los novios intentan huir, pero son descubiertos por el marqués. Cuando don Álvaro rinde su pistola en señal de sumisión, el arma se dispara y mata al padre de Leonor. El protagonista, desesperado, marcha a combatir a Italia, donde salva la vida a Carlos, hijo del marqués de Calatrava. Cuando éste lo reconoce, lo desafía y don Álvaro lo mata. Mientras tanto, Leonor se ha convertido en ermitaña y vive cerca de un convento donde don Álvaro se retira a hacer penitencia. Don Alfonso, el otro hijo del marqués, lo persigue, lo desafía y muere a manos de don Álvaro, que pide socorro para el moribundo. Acude Leonor, a la que su hermano, creyéndola casada con el asesino de su padre, mata de una puñalada. Alfonso aterrado por tanta desgracia se suicida lanzándose por un precipicio.

  • Francisco Martínez de la Rosa escribe La conjuración de Venecia, y aunque mantiene algunas características neoclásicas, rompe con las reglas de las tres unidades y sus obras no excluyen los ambientes sepulcrales.

    Francisco Martínez de la Rosa

    Francisco Martínez de la Rosa

  • Antonio García Gutiérrez escribe El trovador, una de las piezas fundamentales del Romanticismo español, texto que comparte con el resto de las obras del autor el tono apasionado, las situaciones límite o el gusto por temas como la venganza o la revolución individual.

    Antonio García Gutiérrez

    Antonio García Gutiérrez

  • Juan Eugenio Hartzenbusch escribe, además de dramas bíblicos o comedias de magia, obras de tema histórico como Los amantes de Teruel, en las que el azar juega un papel decisivo.

    Mausoleo de los amantes en la iglesia de San Pedro de Teruel.

    Mausoleo de los amantes en la iglesia de San Pedro de Teruel.

Anuncios